«No me alcanza ni para pagar el derecho de piso», comenta Edson, vendedor de artículos para celulares, en una de las zonas más transitadas y problemáticas de la ciudad, el barrio de Tepito. Desde la llegada de la pandemia de coronavirus, cientos de establecimientos como restaurantes, cines y bares se vieron afectados por el poco flujo de personas dejando una derrama económica mayor a sus ganancias.

A %d blogueros les gusta esto: