Presenta Wendy Briceño iniciativa de reforma para priorizar atención del embarazo en mujeres indígenas

México 15 de agosto 2020.- La diputada Wendy Briceño Zuloaga, presidenta de la Comisión de Igualdad de Género, presentó una iniciativa con la finalidad de priorizar la atención del embarazo de la mujer indígena, eliminando los factores de riesgo vinculados a su condición social, económica o cultural, y así lograr reducir la muerte materna indígena.

Para ello la diputada federal propone que en las comunidades y zonas con un índice importante de población indígena, el personal de salud aprenda a hablar la lengua de la comunidad en la que presta sus servicios, y que haya en la clínica y hospitales al menos una persona que traduzca la lengua de sus correspondientes beneficiarios.

Asimismo, y atendiendo lo dispuesto en la Ley de Derechos Lingüísticos, los letreros en las clínicas tienen que estar también en los idiomas que se hablan en la comunidad, así como carteles y avisos que tengan como destinataria a la comunidad indígena.

En ese sentido se propone reformar diversas disposiciones de la Ley General de Salud;  Ley General para la Igualdad entre Mujeres y Hombres; y la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.

“En múltiples foros mujeres indígenas han expresado sus demandas por la manera como son tratadas en los servicios de salud. En términos generales, reflejan una insatisfacción por un trato desigual, que las infantiliza, no les proporciona información clara, les impone conductas bajo presión y les impide la toma de decisiones sobre su salud”, refirió.

Briceño Zuloaga explicó que es necesario conocer aún más las prácticas culturales al interior de comunidades indígenas que provocan la muerte materna o que ayudan a tener embarazos y partos exitosos.

Argumentó que la mortalidad materna indígena es una problemática grave, es multicausal y está relacionada con las condiciones de vida, pobreza y la opresión cultural que las mujeres indígenas viven, además de las dificultades geográficas, económicas y culturales de acceso a los servicios de salud.

“El problema no sólo es acceder a los servicios de salud, sino a que éstos se den bajo estándares de calidad, sin discriminación y respetando los principios de interculturalidad”, comentó.

La diputada por el estado de Sonora expuso que existen muchas barreras culturales relacionadas con la muerte materna, por la falta de atención a las mujeres indígenas durante el embarazo, parto, y puerperio. Entre las más comunes están en la estructura organizacional, en los espacios de atención y en cuanto al personal que presta los servicios.

Sobre este último punto, señaló que se debe a que existen prejuicios en torno a las creencias de las usuarias y a la medicina tradicional que utilizan las mujeres indígenas, también por desconocimiento de la lengua local y por dificultad para comprender los códigos culturales de las usuarias y sus familias.

“En este sentido, se tiene que continuar con el esfuerzo para que haya una comunicación fluida entre quien presta los servicios y la de quienes deberán beneficiarse de ellos, partiendo desde un reconocimiento de derechos y de la complejidad que implica la interculturalidad”, indicó.

Wendy Briceño Zuloaga puntualizó que en el caso de las mujeres indígenas, a pesar de que pudieran hablar español, se deben conocer las tradiciones y la cultura utilizada por la comunidad. Y en el caso de que sean monolingües en lengua indígena, se tiene que contar con traducción.

“Por ello, es de suma importancia el uso de la lengua indígena en el sistema de salud, para que quede verdaderamente garantizado el derecho a la salud de quienes asisten a ella y en este caso en particular para que las mujeres indígenas puedan llevar sin complicaciones y en condiciones de dignidad su embarazo, parto y puerperio”, resaltó.

Agregó que para reducir la muerte materna indígena es necesario “generar estrategias sectoriales para el fortalecimiento de las relaciones interinstitucionales y el emprendimiento de acciones transversales y concurrencia de recursos para el mejoramiento de infraestructura, equipamiento, abastecimiento de insumos y conectividad de las unidades que ofrecen servicios de atención de salud a las mujeres indígenas”.

La titular de la Comisión de Igualdad de Género añadió que se requiere de la sensibilización y fortalecimiento de capacidades del personal de salud que atiende a esta población, a efecto de que sea posible ofrecerle una atención diferenciada, respetuosa de su cosmovisión e identidad cultural.

Y también dijo que sumado a estos esfuerzos legislativos, se debe de establecer mecanismos de divulgación e información intensivos entre las mujeres indígenas sobre su proceso de embarazo, parto y puerperio, así como de su derecho a tomar decisiones propias sobre la mejor manera de atender su gravidez más allá de su origen social o cultural.

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: