Medio ambiente| Se fortalece relación bilateral durante celebración de la XXXII Reunión de Autoridades Pesqueras México-Estados Unidos

Ciudad de México, 28 de septiembre del 2020.- En un esfuerzo conjunto para darle certeza al intercambio comercial y desarrollo de la pesca sustentable entre México y Estados Unidos, se realizó este 23 y 24 de septiembre, de manera virtual, la XXXII Reunión de Autoridades Pesqueras entre ambas naciones.

En el encuentro internacional, inicialmente programado para realizarse en la ciudad de Washington, se acordó el reforzamiento de la cooperación bilateral con el interés común de impulsar el desarrollo sustentable y sostenible del sector pesquero.

Durante la reunión, el Gobierno de México compartió con su contraparte estadounidense los trabajos que se llevan a cabo relacionados con el compromiso de implementar una estrategia integral para lograr la protección y conservación de especies marinas en peligro de extinción, así como las de fortalecer el marco regulatorio vigente que permita robustecer la lucha contra la Pesca Ilegal, No Declarada y No Reglamentada, y lograr la eliminación de las restricciones al comercio mediante la reinstalación de la comparabilidad y el cumplimiento de compromisos internacionales en materia ambiental y comercial.

La representación mexicana refrendó el interés de fortalecer las buenas relaciones que ambos gobiernos han impulsado, y el que la reunión sirva como un claro ejemplo de cómo trabajar bajo un clima de diálogo y entendimiento, que coadyuve para un mayor desarrollo, crecimiento y oportunidades para nuestros pueblos.

En representación del titular de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca), Raúl Elenes Angulo, el director general de Planeación, Programación y Evaluación, Bernardino Muñoz Reséndez, encabezó a la delegación mexicana, que contó con la participación del director general del Instituto Nacional de Pesca y Acuacultura (Inapesca), Pablo Arenas Fuentes, y funcionarios de las secretarías de Agricultura y Desarrollo Rural, Relaciones Exteriores, Medio Ambiente y Recursos Naturales, Marina Armada de México y Economía y también estuvieron presentes representantes de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente y las comisiones Nacional de Áreas Naturales Protegidas y la Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad.

Muñoz Reséndez destacó lo expresado por el presidente Andrés Manuel López Obrador en su reciente visita a Estados Unidos, en el sentido de que “en la historia de la relación entre ambos países se han sufrido desencuentros, pero también hemos podido establecer acuerdos de cooperación y de convivencia”.

Expresó que siempre se debe actuar con prudencia y responsabilidad con el objetivo de lograr posiciones favorables para ambas naciones y, por supuesto, del sector pesquero y acuícola.

“La celebración de esta trigésima segunda reunión de diálogo pesquero es una firme prueba del compromiso y voluntad expresado por los presidentes de ambos países, lo cual representa un paso hacia adelante para enfrentar retos comunes que son altamente observados en la comunidad internacional, tales como: medidas de gestión y ordenamiento, pesca ilegal no declarada y no reglamentada, acuerdo comercial T-MEC, entre otros, mismos que son de mutuo interés y conllevan una responsabilidad compartida y que requieren indudablemente alcanzar acuerdos significativos”, indicó.

En relación al acuerdo relativo a la conservación y el uso sostenible de la diversidad biológica marina de las zonas situadas fuera de la jurisdicción nacional (BBNJ, por sus siglas en inglés), la delegación mexicana compartió que la participación del Gobierno de México se ha centrado en la consolidación de un bloque regional en América Latina con países de interés afines y buscar asegurar que la actividad pesquera esté debidamente reconocida por su aportación a la soberanía alimentaria y a la generación de empleo.

Lo anterior, al considerar que el sistema de gestión de las pesquerías actual, que incluye acuerdos bilaterales, multilaterales, regionales o globales con mandato de ordenación y administración de los recursos pesqueros, constituye un marco jurídico de los océanos que es integral y sustentable.

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: