La pandemia plantea la necesidad de profundizar la prevención en materia de salud

CDMX a 31 de agosto de 2020.- Con la participación de alumnos y profesores que forman la comunidad de la nueva Universidad de la Salud (UNISA), se clausuró I Ciclo de Conferencias de ese centro de estudios, en ceremonia por videconferencia en la que la titular de la SECTEI, la doctora Rosaura Ruiz Gutiérrez, externó que la pandemia nos señala la necesidad de profundizar la prevención en salud. Hemos visto cómo afecta el Covid 19 a la gente que padece diabetes, hipertensión y obesidad, dijo.

Durante más de una semana, este foro dirigido a más de mil alumnos y casi un centenar de profesores, se analizaron los temas de la salud tanto en el ámbito nacional como internacional con la participación de expertos en la materia. Hoy en la pandemia vemos la necesidad de la prevención en la salud, expuso la doctora Ruiz Gutiérrez. Hemos visto cómo en esta ciudad y en este país, tenemos un problema grave a este respecto. Por ello tenemos indicadores tan altos obesidad, diabetes e hipertensión, que hoy afectan especialmente a las personas que se enferman de Covid y aumentan la mortalidad entre las personas que tienen estas comorbilidades.

Nos está faltando la prevención porque esos padecimientos se pueden evitar, estableció. Aunque haya predisposición genética, con una alimentación y ejercicio adecuados, podemos prevenir cualquiera de esas enfermedades. Estamos convencidos de que la pandemia no nos va a vencer porque sabemos cómo cuidarnos y tenemos la tecnología para continuar con nuestro trabajo.

También estamos haciendo un trabajo paralelo al educativo. Buscamos, por ejemplo, que los médicos generales se actualicen. La idea es formar médicos, enfermeros generales, pero que siempre estén actualizados en el conocimiento, añadió. El compromiso es que nuestros estudiantes, profesores y estudios sean de la más alta calidad. En particular, agradeció a quienes han participado en el desarrollo del proyecto de la Universidad de la Salud.
No tenemos duda, resumió, que este proyecto será histórico; tenemos el apoyo del gobierno local y federal para la obtención de resultados favorables. Adolfo Romero Garibay, director de la UNISA, resaltó que, del 17 de agosto, fecha en que arrancó el ciclo, se tuvieron 34 mil 322 visualizaciones de las distintas conferencias.

Fueron 25 ponentes del país y del mundo que participaron en temas como: atención primaria a la salud, salud pública, humanización de la tecnología, derechos humanos, perspectiva de género y protección del adulto mayor, entre otros. Anahí González, alumna de la primera generación de la licenciatura en Medicina General y Comunitaria de la UNISA, señaló que ayudar a las comunidades sin importar su estatus económico, fue el principal motivo que la llevó a elegir esta carrera.

“Este primer ciclo de conferencias me permitió entender temas como derechos humanos y su importancia para la protección de la salud en las comunidades”, apuntó. Miguel Estrada, estudiante de la licenciatura en Enfermería Familiar y Comunitaria, externó sentirse privilegiado de formar parte de esta comunidad académica, y refrendó su compromiso de culminar su formación universitaria para retribuir a la ciudad y al país la educación recibida.

Previo a la clausura, José Ramón Martínez Riera, presidente de la Asociación de Enfermería Comunitaria de España y profesor-investigador de la Universidad de Alicante, ofreció la última conferencia del ciclo con el tema Salud en las comunidades. Una experiencia en España. En su charla, definió a la enfermería comunitaria como la práctica científico-profesional de la disciplina integradora en la salud pública y dirigida fundamentalmente a la promoción de la salud y la prevención de la enfermedad.

En cualquier sistema de enseñanza y aprendizaje se debe tener la capacidad de formar a profesionales que sepan dar respuesta a las necesidades de salud de las personas y no concentrarse únicamente en el deterioro de un órgano, aparato o sistema, sino que focalizarse en la humanización.

“No se trata que los profesionales de la salud, en concreto las enfermeras, puedan solventar, por ejemplo, el problema de la pobreza, sería absurdo; pero sí, las enfermeras/os tienen la capacidad, responsabilidad y obligación de dar respuesta a los efectos que se derivan de dicha pobreza”. Martínez Riera puso de relieve la necesidad de una nueva configuración de la salud pública global con el desarrollo de sistemas de salud universales, acompañados de una nueva gobernanza en la materia.

El investigador de la Universidad de Alicante aseguró que no se puede hablar de experiencias exitosas porque no las están habiendo, pero sí de planteamientos exitosos que tratan de modificar las actuales políticas o modelos de los sistemas sanitarios en los que prevalezca la promoción de la salud sobre la enfermedad, por ejemplo.

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: