Iniciativa Juntos por la Salud presenta informe de resultados en la lucha contra el COVID-19

CDMX 24 de septiembre del 2020.-En seguimiento a la instrucción del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, de proteger a las primeras líneas de defensa, ampliar el acceso a ventiladores y apoyar la manufactura nacional de insumos durante esta pandemia, se creó la iniciativa Juntos por la Salud. El día de hoy, el canciller Marcelo Ebrard Casaubon participó en la presentación final de resultados de la etapa de emergencia de esa iniciativa, coordinada por la Fundación Mexicana para la Salud (Funsalud).

Durante su participación, el secretario agradeció el apoyo de las 579 empresas e instituciones públicas y privadas que se sumaron a este esfuerzo. Juntos por la Salud logró aumentar la capacidad instalada de ventilación en el país un 85 por ciento, así como poner millón y medio de equipos de protección a disposición de los trabajadores de la salud, y distribuir insumos, agua potable y servicios de alimentación y hospedaje para 619 hospitales de la República.

La Iniciativa Juntos por la Salud surgió de una iniciativa del presidente de la República a principios de este año. Como resultado de una visión para enfrentar la pandemia de forma coordinada se sumaron los esfuerzos de más de 500 empresas e instituciones públicas y educativas para fortalecer las capacidades nacionales en contra del COVID-19, incluyendo al Gobierno de México, la Fundación Mexicana para la Salud, el Tecnológico de Monterrey, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y la Fundación BBVA, entre muchas otras.

La alianza resultó, en un primer momento, en el convenio de colaboración firmado entre el Gobierno de México, la Asociación Nacional de Hospitales Privados y el Consorcio Mexicano de Hospitales, mismo que, a septiembre del 2020, ha puesto 3 427 camas de 226 hospitales privados a disposición de pacientes afiliados a instituciones públicas de salud.  Es decir, 17 413 personas fueron atendidas en instituciones de salud privadas, de manera gratuita, gracias a este convenio.

El canciller se dijo satisfecho por los resultados alcanzados durante esta primera etapa de la iniciativa y recordó que, como lo ha informado la Secretaría de Salud, la pandemia ha ido cediendo después de muchísimos esfuerzos. Sin embargo, “esto no significa que tengamos que aflojar el paso, sino enfocar los esfuerzos para acelerar la recuperación económica de México, para modernizar nuestro sistema de salud, para que todo lo que aprendimos sea útil, para que podamos salvar más vidas, para que lo que se está invirtiendo para acelerar tratamientos y vacunas mexicanas tenga éxito”, aseguró.

Asimismo, reiteró que cada vez estamos más cerca de la vacuna contra el COVID-19 e informó que el día de hoy México quedó formalmente inscrito en el mecanismo de cooperación COVAX, el cual cuenta al día de hoy con una cartera de 18 ensayos clínicos en fase III, garantizando así el acceso oportuno de nuestro país a la vacuna.

Juntos por la Salud también ha contribuido a ampliar la disponibilidad de ventiladores mecánicos en nuestro país. La iniciativa donó 4 673 respiradores adicionales, incrementando de manera significativa la capacidad de atención médica para casos graves de COVID-19.

Además, en el marco de Juntos por la Salud, el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, junto con ingenieros de Femsa y Metalsa diseñaron y fabricaron un ventilador mexicano en diez semanas. Estos equipos no sólo fortalecen la capacidad nacional, sino que han comenzado a ser donados a distintos países, particularmente en el Caribe, en línea con el compromiso mexicano de solidaridad, cooperación internacional para el desarrollo y promoción del acceso universal a insumos médicos.

Adicionalmente, y con el objetivo de proteger a las primeras líneas de defensa en contra del COVID-19, se entregaron más de 720 mil kits personales a trabajadores en el sector salud. Con más de 1 527 millones de pesos recaudados en donaciones empresariales e individuales, además de los kits de protección personal y respiradores, la iniciativa mejoró significativamente el acceso a agua potable, hospedaje y transporte para el personal del sector salud, trabajadores y voluntarios.

Finalmente, Juntos por la Salud apoyó en la reconversión de la industria textil mexicana para fabricar cubrebocas en nuestro país. Entre marzo y septiembre de 2020, la capacidad mensual de producción alcanzó más de 50 millones de piezas, facilitando el acceso, a bajo costo, a este insumo.

En la presentación de resultados también estuvieron presentes el presidente ejecutivo de la Funsalud, Héctor Valle Mesto; el rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers; el director de la facultad de Medicina de la UNAM, German Fajardo Dolci; el vicepresidente y director general de BBVA México, Eduardo Osuna; el presidente de Canaintex, Manuel Espinosa Maurer; la directora de Fundación Femsa, Lore Guillé-Laris; el presidente del Consorcio Mexicano de Hospitales, Javier Potes González; el representante de la Fundación Slim, Ricardo Mújica Rosales; y el secretario del Consejo de Salubridad General, José Ignacio Santos Preciado.

A siete meses de su creación, y con un sistema de salud pública fortalecido frente al COVID-19, la Iniciativa Juntos por la Salud presenta un informe de resultados marcando el cierre de esta primera etapa. La alianza formada entre el Gobierno de México y las instituciones públicas y privadas es una muestra de la unidad que existe en nuestro país para enfrentar a la pandemia por COVID-19. El Gobierno de México agradece profundamente los resultados obtenidos a la fecha y reitera su disposición de colaboración con el sector privado, la academia y las organizaciones no gubernamentales a fin de seguir enfrentando juntos la pandemia.

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: