Concluye SEMOVI inscripción al trámite de tarjetas para bonos de combustible

CDMX a 28 de agosto de 2020.- Como parte del seguimiento al programa de mejora del transporte concesionado, así como de las acciones con las que se atendió la declaratoria de la Fase 3 de la emergencia sanitaria, el Gobierno de la Ciudad de México, a través de la Secretaría de Movilidad (SEMOVI), informa que el próximo 4 de septiembre concluirá el trámite para el “Subsidio a Combustibles para el Transporte de Pasajeros Público Concesionado Colectivo clasificado como Rutas y Corredores”, que se publicó el 19 de mayo en la Gaceta Oficial.

A dos meses de haber iniciado la entrega de tarjetas con bonos para combustible, esta dependencia ha distribuido 13 mil 946 plásticos a las personas concesionarias de transporte de ruta y corredor que realizaron exitosamente el pre-registro al programa y que cumplieron con los requisitos establecidos en la convocatoria a la acción social. Aunado a ello, hay mil 600 concesiones que ya están en posibilidad de recoger su plástico de forma presencial y poco más de mil vehículos de transporte en proceso de evaluación; esto último sin considerar las inscripciones que se realicen durante las últimas semanas.

Cabe mencionar que los registros de unidades que se concluyan favorablemente después del cierre del trámite, podrán continuar como parte del proceso de regularización y mejoramiento del servicio pero no podrán recibir el apoyo mensual (de 4 mil pesos para las rutas y 6 mil pesos para los corredores). Este apoyo mensual solo estará disponible para quienes concluyeron exitosamente su registro antes del cierre de la convocatoria. Entre las acciones complementarias a las que sí se podrán integrar destacan la actualización de registros públicos; la colocación gratuita de tecnología en las unidades de transporte (cámaras, botones de pánico y dispositivos GPS); el uso de cámaras de supervisión en los puntos de mayor conflictividad vial relacionados con problemas de operación del transporte público colectivo; así como la dignificación del trabajo de los operadores a partir de su incorporación al IMSS.

Todo lo anterior contribuye a profesionalizar y dignificar la labor de las personas que brindan el servicio de transporte público concesionado y, así, mejorar el servicio que reciben las personas usuarias. Esto al garantizar la seguridad de las y los pasajeros y solucionar conflictos viales históricos relacionados con fallas en la operación del servicio, con lo que pueden brindarse viajes más accesibles y seguros a la ciudadanía.

Con este tipo de acciones, el Gobierno de la Ciudad de México se compromete con la mejora de las condiciones en las que se brinda el servicio y sigue reconociendo a las y los usuarios del transporte público como centro de las políticas públicas de movilidad.

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: