Cielo Cae: una pieza de danza butoh dedicada a las mujeres víctimas de violencia

CDMX 27 de agosto del 2020.-Cielo cae es un proyecto de la compañía dancística Butoh Chilango, seleccionado en la convocatoria de la Secretaría de Cultura del Gobierno de México “Contigo en la distancia: Movimiento de Arte en Casa”, en la categoría de Danza (coreografía).

En este espectáculo artístico, que combina la danza butoh (manifestación artística surgida en la posguerra) y un títere de cinco metros de altura, se retrata, por una parte, el feminicidio y, por otra, la capacidad regenerativa de las mujeres ante situaciones de violencia.

Compuesto por tres videos de cinco minutos, que pueden consultarse en la plataforma Contigo en la distancia, en la sección Comunidad contigo, es una pieza de denuncia que presenta la historia de Cielo, una mujer asesinada que realiza un recorrido hacia el inframundo, menciona Tania Galindo, codirectora de la compañía.

Explica en entrevista que esta pieza representa un ritual colectivo de sanación y visibilización; además busca ser un descanso para las almas de mujeres de quienes sólo se encuentran sus cuerpos y cuyos nombres se han perdido.

“Esta coreografía engloba las ideas que nos están quemando y que son importantes nombrarlas y sanarlas, esa es la propuesta de Butoh Chilango”, dice Galindo.

Este proyecto, que originalmente dura 35 minutos y cuenta con la participación de cinco bailarinas, surgió como resultado de la presencia de la agrupación en el Festival de Títeres en Cuba y se ha presentado en varios espacios públicos; ahora llega a Comunidad Contigo en formato digital (https://contigoenladistancia.cultura.gob.mx/detalle/cielo-cae-danza).

Galindo comparte que su interés por dedicarse a la danza butoh se debe a que esta manifestación presenta una metodología de movimiento libre, que combina el territorio con habitar el cuerpo, y le permite abordar diversas temáticas.

“La danza butoh tiene que hablar de una verdad, porque es una transformación y, dentro de la misma técnica, esa transformación de la energía parte mucho del trabajo con los sentimientos y las historias de cada participante, muchas de ellas parten del dolor, del enojo o del odio, lo que le llamamos pérdidas energéticas”.

Afirma que para los japoneses el butoh es un camino, un recorrido y no un punto de llegada: “es mucho más la búsqueda de tu propia raíz, de tu propia conexión de la historia de tu cuerpo, de tu territorio, de tus relaciones”.

A través de esa premisa, la compañía ha desarrollado su propio lenguaje, tratando de ser sinceros, verdaderos y respetuosos con este arte y con quienes se dedican a él.

La bailarina expresa que les pareció importante participar en esta convocatoria porque es un canal cultural importante para que la gente conozca su trabajo, el cual califica como una ofrenda escénica.

Destacó la importancia del recurso otorgado, ya que comenta que han sido tiempos difíciles para el gremio artístico y este apoyo les permite continuar con sus proyectos.

Cabe mencionar que Tania Galindo es especialista en danza butoh, ha tomado diversos talleres y colaborado con bailarines mexicanos y nipones expertos en esta danza.

La compañía Butoh Chilango, integrada por 12 bailarinas, fue fundada hace 17 años en el Centro Cultural La Pirámide, en la Ciudad de México; actualmente cuentan con el proyecto de laboratorio de danza butoh.

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: