La Cámara de Diputados aprobó un dictamen que reforma el Código Penal Federal para tipificar como delito las lesiones contra la mujer en razón de su género, con penas que van de 10 años de prisión, como mínimo, y hasta 20 años cuando entre el agresor y la víctima haya existido una relación sentimental o cualquiera que implique subordinación o superioridad.

A %d blogueros les gusta esto: