La Quebrada es una de las más famosas y originales actividades tradicionales de Acapulco. En acantilado de cuarenta y cinco metros de altura los clavadistas locales, que inician su entrenamiento desde niños, se lanzan hacia las olas del Pacífico en una fosa de escasos cuatro metros de fondo.

A la Bahía de Santa Lucía la conocen como la reina del Pacífico y no es para menos: es un espectacular puerto natural enmarcado por las montañas de la Sierra Madre del Sur. A lo largo de la costera y desde el atardecer hasta el amanecer deja entrar a tu vida el juego de luces, ritmos, olores y sabores que te ofrece el puerto.

Acapulco es el destino playero que más fama le ha dado a México a nivel internacional gracias a su bello entorno natural, su arena dorada, su clima tropical, sus aguas cálidas y su gente. Obviamente que el sitio es sumamente atractivo para quienes aman el mar, pero no sólo eso, pues cuenta con cosas interesantes que satisfacen todas las aficiones, y todas las edades.

A %d blogueros les gusta esto: