Las terapias de conversión, torturas que ya son delito

Ciudad de México, 12 de agosto del 2020.- Por ser un delito “contra el libre desarrollo de la personalidad y la identidad sexual”, en el Código Penal de la Ciudad de México acaban de prohibirse las llamadas terapias de
conversión, que son los tratamientos cuyo objetivo es anular o modificar la orientación sexual
de las personas, valiéndose de la violencia física, moral y emocional.

El pasado 24 de julio, el Congreso de la Ciudad de México aprobó esa reforma, con la cual
ya se sancionan con penas de dos a cinco años de prisión estas prácticas de tortura,
promovidas principalmente por instituciones eclesiásticas, educativas y seudomédicas, que
desde hace varios años afectan a la comunidad LGBTTTI.

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: