La transición hídrica responde a una política de emergencia que coloca al agua como pilar del bienestar: Semarnat

Ciudad de México, 10 de agosto del 2020.- De los 560 conflictos ambientales detectados por la Secretaría, 86 son hídricos, principalmente contaminación de cuerpos de agua por descargas residuales de la industria.

Con fundamento en el Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024, la Semarnat ha establecido en su Programa Sectorial de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Promarnat) 2019-2024 los siguientes objetivos:

3. Establecer al agua como pilar de bienestar, manejada por instituciones transparentes, confiables, eficientes y eficaces que velen por un medio ambiente sano y donde una sociedad participativa se involucre en su gestión.

4. Generar un entorno libre de contaminación del agua, el aire y el suelo que contribuya al ejercicio pleno del derecho a un medio ambiente sano.

En un comunicado de prensa la Secretaría de Medio Ambiente reiteró su compromiso con la transición hídrica, la cual aborda los siguientes aspectos: derecho humano al agua; justicia hídrica, huella hídrica, manejo integral del agua, nueva ley de agua, gestión democrática del agua, rescate de ríos y cuerpos de agua, y rescate y regeneración ecológica de cuencas hidrológicas en ciudades y comunidades.

En comunicación directa con las poblaciones afectadas, la dependencia trabaja de manera coordinada con la Secretaría de Salud y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología para atender y dar respuesta a la problemática de las seis regiones más contaminadas del país, en donde la situación hídrica es devastadora, por lo que se avanza en la construcción del programa nacional de restauración de cuencas y salud socioambiental.

Señaló, que como parte de esta transición, el Gobierno de la Cuarta Transformación está obligado a declarar la contaminación de los ríos y otros cuerpos de agua como una emergencia ambiental y sanitaria de alta prioridad.

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: