Hereda las tradiciones indígenas de Xochimilco

Cuando se viaja a la Ciudad de México, Xochimilco es una opción de esparcimiento, diversión y un singular encuentro con el México antiguo; porque a pesar de su urbanización, varios de sus pueblos originarios conservan rasgos de su cultura tradicional y herencia indígena.

Cuando se viaja a la Ciudad de México, Xochimilco es una opción de esparcimiento, diversión y un singular encuentro con el México antiguo; porque a pesar de su urbanización, varios de sus pueblos originarios conservan rasgos de su cultura tradicional y herencia indígena.

DISFRUTA UN AMBIENTE PROVINCIANO

En Xochimilco puedes admirar su antigua catedral o disfrutar sus calles, las fachadas de sus casas y observar el colorido de su gente, en un espacio de algarabía y festividad.

La aventura debe seguir con el recorrido por sus dos principales mercados. Está el de frutas, verduras, legumbres y artesanías, por un lado. En el de comida, por el otro, el gusto al paladar no tendrá límites desde los atoles de diversos sabores, la gran variedad de tamales, incluyendo el típico de frijol; el tradicional champurrado, las quesadillas de flor de calabaza, chicharrón, hongos, huitlacoche; los pambazos, el pozole, los tlacoyos, los sopes, hasta los infaltables tacos de barbacoa, carnitas y otros innumerables platillos mexicanos o propios de la región xochimilca.

PASEA EN TRAJINERA

También se puede incluir una visita a sus canales, donde se puede navegar a bordo de una de las coloridas embarcaciones llamadas trajineras y disfrutar de comida típica y música local: marimba, salterio, mariachi y norteña.

COMPRA PLANTAS VARIADAS

Otra opción es asistir al mercado madre selva ubicado al lado del bosque de Nativitas que cuenta, a la venta, con una enorme variedad de árboles frutales, plantas y flores (incluso carnívoras).

admin

Deja un comentario

Next Post

Pasea por Coyoacán en la CDMX

Jue Nov 14 , 2019
Recorre Coyoacán por las mañanas con un buen café y siente la tranquilidad y la magia de su ambiente; camínalo al medio día o por la tarde y observarás su colorido artístico y popular;o recórrelo de noche y disfrutarás de sus sonidos, de su música, de la exclusividad de sus rincones, el encanto de sus calles, callejones y sitios emblemáticos, rodeados de casas virreinales, centros culturales, restaurantes, librerías, galerías y casas de artesanía.
A %d blogueros les gusta esto: