Contribuye el Autocinema Mixhuca a reactivar la vida cultural de la ciudad

CDMX a 20 de agosto de 2020.- Tras ocho funciones dobles, en las que se pudieron ver algunas de las películas más destacadas del cine mexicano reciente, el miércoles 19 de agosto se llevaron a cabo las dos últimas proyecciones programadas del Autocinema Mixhuca Ciudad de México, iniciativa del Gobierno capitalino, a través de la Secretaría de Cultura local, que ha contribuido a reactivar la vida cultural en esta metrópoli.

La experiencia del séptimo arte en pantalla monumental, pero guardando las medidas de sana distancia recomendadas en la emergencia sanitaria por el coronavirus causante de Covid-19, se vivió nuevamente en una tarde nublada en la que al Autódromo Hermanos Rodríguez ingresaron decenas de autos y camionetas con familias, parejas o grupos de amigos.

Los presentes, a quienes se les tomó la temperatura y se les aplicaron medidas de limpieza al ingreso, pudieron disfrutar así del cine como se debe, el cual en esta ocasión llegó en forma de la cinta El sueño del Mara’akame, de Federico Cecchetti, un drama hablado en su mayor parte en lengua wixárika (huichol), que cuenta la historia de un joven que no sabe si decidirse por la música o seguir la tradición familiar de ser Mara’akame (chamán).

Para cerrar la jornada de este miércoles se proyectó también La leyenda del Charro Negro, de Alberto Rodríguez, cinta de animación producida en 2017, que retoma al personaje (ya conocido en otros filmes del director) “Leo San Juan”, que luego de enfrentarse a La Llorona y a otros seres fantasmales, decide regresar a casa de su abuela. A mitad del camino, sin embargo, el “Charro Negro” busca confundirlo y tal vez llevarlo al inframundo.

Desde su primera función, el domingo 26 de julio, cuando se proyectaron los filmes Tercera llamada, de Francisco Franco Alba, y Matinée, de Jaime Humberto Hermosillo, el Autocinema Mixhuca tuvo un buen recibimiento por parte del público. Más adelante, el miércoles 29, se pudieron ver Halley, de Sebastián Hoffman, y Ahí viene Cascarrabias, de Andrés Couturier.

Posteriormente, el domingo 2 de agosto se programaron El club de los insomnes, de José Eduardo Giordano y Sergio Goyri Jr, y Alamar, de Pedro González-Rubio; en tanto que el miércoles 5 tocó el turno a La delgada línea amarilla, de Celso R. García, y Ana y Bruno, de Carlos Carrera, y el domingo 9 a Sueño en otro idioma, de Ernesto Contreras, y La leyenda de la Llorona, de Alberto Rodríguez.

El miércoles 12 se presentaron Voces inocentes, de Luis Mandoki, y Babel, de Alejandro González Iñárritu; el domingo 16 tocó el turno a Atlético San Pancho, de Gustavo Loza, y Antes del olvido, de Iria Gómez Concheiro, y, finalmente, el miércoles 19 se proyectaron El sueño del Mara’akame y La leyenda del Charro Negro.

El Autocinema Mixhuca Ciudad de México constituyó en esta temporada una opción de entretenimiento que permite acercarse de nuevo a la experiencia del cine en pantalla grande. La iniciativa toma como modelo los autocinemas de la década de los 50 y busca contribuir a reactivar la vida cultural en la capital, pero guardando todas las medidas de sana distancia recomendadas ante la emergencia sanitaria actual.

El acceso por vehículo (máximo cinco personas por automóvil y ocho por camioneta) tuvo un costo de 10 pesos. La preventa y venta de boletos se realizó a través de Ticketmaster, mediante el sistema Ticket Fast, con el que se puede descargar el boleto. En su exitosa temporada, en el Autocinema Mixhuca Ciudad de México se ofrecieron funciones dobles los miércoles y domingos, a las 17:00 y 20:30 horas.

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: