Concluyó ciclo de exposiciones temporales en Casa Luis Barragán

CDMX a 14 de noviembre de 2019 (Noticias de México).- El próximo 15 de diciembre concluye la muestra Emisarios de cosas abandonadas por los dioses, con la que también se da por finalizado el ciclo de 31 proyectos del programa curatorial de Estancia FEMSA-Casa Luis Barragán, que contempló 12 exposiciones, 3 activaciones de piezas de la Colección FEMSA, 2 intervenciones, 4 performance, 6 actividades académicas y educativas, y 4 publicaciones, con el afán de dialogar con el contexto histórico que ofrece la Casa, así como el legado de Luis Barragán, uno de los arquitectos más destacados del siglo XX.

-31 proyectos, entre los cuales se presentaron 12 exposiciones temporales de artistas mexicanos y extranjeros

-Se ha contado con la colaboración de artistas e instituciones alrededor del mundo

CDMX a 14 de noviembre de 2019 (Noticias de México).- El próximo 15 de diciembre concluye la muestra Emisarios de cosas abandonadas por los dioses, con la que también se da por finalizado el ciclo de 31 proyectos del programa curatorial de Estancia FEMSA-Casa Luis Barragán, que contempló 12 exposiciones, 3 activaciones de piezas de la Colección FEMSA, 2 intervenciones, 4 performance, 6 actividades académicas y educativas, y 4 publicaciones, con el afán de dialogar con el contexto histórico que ofrece la Casa, así como el legado de Luis Barragán, uno de los arquitectos más destacados del siglo XX.

Con Patrick Charpenel y Eugenia Braniff como fundadores y con la dirección artística de Braniff, se ha contado con la colaboración de artistas, curadores, instituciones, museos, y galerías reconocidos a nivel mundial en el contexto de arte moderno y contemporáneo, motivando la reflexión de la vida y obra de Luis Barragán, a través de nuevos formatos expositivos, consolidándose como un proyecto innovador dentro de la producción actual en la Ciudad de México y el mundo.

 Este interesante proyecto inició en 2016 con la exposición Barragán Fetichista, que bajo la curaduría de Willy Kautz, presentó una selección de cuadros, esculturas y fotografías de la Colección FEMSA, invitando a la reflexión sobre la relación entre sexualidad y religión. Le siguió Secretos, curada por Eugenia Braniff y a cargo de Iñaki Bonillas, quien explora nuevos formatos expositivos, partiendo de la idea del encubrimiento en el contexto cotidiano. El proyecto se propuso como una meditación sobre la manera en que Casa Luis Barragán dialoga con la necesidad humana de mantener ocultos no sólo ciertos objetos, sino diversas emociones, pensamientos, misterios y confidencias.

En colaboración con Colección Diéresis, se presentó Marius de Zayas, resaltando el interés que tenía el arquitecto mexicano hacia las vanguardias artísticas de principios del siglo XX al reunir parte de la obra de este ecléctico artista veracruzano que exploró el mundo de las letras, el dibujo, el teatro, el cine, las galerías de arte y el mecenazgo.

En 2017 la Casa Luis Barragán albergó DADA Zúrich, que curada por Javier Maderuelo, exhibió obras y documentos que forman parte del Archivo Lafuente (España), y por primera vez en México los testimonios impresos más significativos del movimiento dadaísta; Mármol Rosa, del artista chipriota Christodoulos Panayiotou, curada por Patrick Charpenel y Andrea de la Torre, re-contextualizó y re-significó elementos personales y domésticos que evocan la espiritualidad, sensibilidad y fuentes de inspiración del arquitecto Luis Barragán, y Monoblock, Juan José Gurrola, presentó un grupo de poemas, fotografías, un performance bilingüe y una escultura a manera de objet trouvé.

Parameters, la primera exposición individual de Bruce Nauman en México, abrió el 2018 con la instalación de cinco videos producidos de 1968 a 1969; con el apoyo de la Fundación Franz Erhard Walther se presentó Determinaciones de proporción, exposición individual del artista alemán, protagonista de las reflexiones y experimentaciones plásticas que se generaron en los años 60 en Europa respecto al lenguaje y a la materialidad de la obra de arte. La muestra fue complementaria a la exhibición Objetos, para usar / Instrumentos para procesos del Museo Jumex, y Jardín con palomas al vuelo, exposición individual del reconocido artista danés Danh Vo, compuesta por piezas e intervenciones creadas especialmente para este recinto. En ellas, el artista exploró la arquitectura y la vida de los objetos y de la gente que ha habitado la Casa Luis Barragán.

 

Este año la exposición Fraccionar, bajo la curaduría de  Inti Guerrero, contó con piezas de artistas vivos e históricos de todo el mundo, muebles de diseño y documentación de época, conectando con el uso original de un espacio, o resaltar la presencia de los objetos, creando momentos en donde la agresividad y hostilidad del mundo exterior logran permear el interior, pervirtiendo así la serenidad espiritual del recinto. Double Skin fue la primera exposición individual en América Latina de la reconocida artista franco-marroquí, Yto Barrada, en la que se exhibieron un conjunto de nuevas obras comisionadas especialmente para la ocasión, abordando nociones de ambigüedad estética que resuenan con varios aspectos de la obra y la vida de Luis Barragán.

 

La última exposición de esta fructífera colaboración, que puede ser visitada hasta el 15 de diciembre, es Emisarios de cosas abandonadas por los dioses, que bajo la curaduría de Elena Filipovic, busca remplazar temporalmente todas las obras de arte existentes en la Casa Luis Barragán -pinturas, fotografías, imágenes, copias de obras de arte, esculturas y artefactos- por equivalentes contemporáneos o “emisarios”, seleccionados por sus correspondencias formales y/o conceptuales con los originales. Estas obras comisionadas y recientes se colocan precisamente en los lugares en los que cada uno de los originales retirados había estado previamente en la casa.

 

De 2016 a 2019, la plataforma cultural Estancia FEMSA ha sido auspiciada por Casa Luis Barragán con el apoyo de Colección FEMSA.

 

admin

Deja un comentario

Next Post

Recorre el pueblo minero de Angangueo

Jue Nov 14 , 2019
Angangueo está enclavado en una alta sierra boscosa, y ha sido declarado Pueblo Mágico por su riqueza cultural y natural. Mineral de Angangueo se desarrolló a partir de su establecimiento en 1792 como uno de los principales centros mineros del país; logró un crecimiento en la región por sus ricos recursos naturales de oro, plata, cobre y plomo. 
A %d blogueros les gusta esto: