Bolivia: represión en El Alto, movilización en La Paz

El ejército y la policía reprimieron hoy a manifestantes en la ciudad boliviana de El Alto, con saldo preliminar de tres muertos y decenas de heridos; mientras que en La Paz maestros protestaron contra el gobierno de facto.
Doce tanquetas del ejército, apoyadas por helicópteros militares, ingresaron en la planta de distribución de carburantes de Senkata, de la urbe alteña, para extraer de allí 45 camiones cisternas cargados de gasolina.

El ejército y la policía reprimieron hoy a manifestantes en la ciudad boliviana de El Alto, con saldo preliminar de tres muertos y decenas de heridos; mientras que en La Paz maestros protestaron contra el gobierno de facto.
Doce tanquetas del ejército, apoyadas por helicópteros militares, ingresaron en la planta de distribución de carburantes de Senkata, de la urbe alteña, para extraer de allí 45 camiones cisternas cargados de gasolina.

La instalación se encontraba cercada desde hacía una semana por vecinos del lugar y campesinos de todas las provincias del departamento, quienes exigen la renuncia de la presidenta del gobierno de facto, Jeanine Añez.

‘Los militares han llegado disparando. No han venido en paz’, dijo una de las manifestantes.

El médico Aiver Huaranca contó que las fuerzas combinadas no respetaron ni su uniforme, porque en el momento en que brindaba los primeros auxilios a una de las víctimas, los efectivos también le dispararon.

Según la Defensoría del Pueblo, el saldo de la represión durante el operativo policial militar en Senkata ascendió a tres muertos y cerca de 30 heridos.

En el año 2003, durante la llamada Guerra del Gas, el ejército masacró a campesinos alteños y se produjo una revuelta popular que aceleró la caída y fuga del país del entonces presidente, Gonzalo Sánchez de Lozada, y de su ministro de defensa, Carlos Sánchez Berzaín.

Las manifestaciones en El Alto no se circunscriben a los alrededores de la planta de hidrocarburos, sino que se extienden también a barrios adyacentes, en los que prosiguen los bloqueos y las protestas de los pueblos originarios contra el golpe de Estado al gobierno de Evo Morales.

También continúan las movilizaciones en La Paz, sede de los poderes ejecutivo y legislativo, donde en la presente jornada miles de maestros rurales marcharon por el centro de la ciudad y se concentraron en la plaza San Francisco.

Los docentes, procedentes de varias provincias, llegaron hasta aquí para condenar el golpe de Estado del 10 de noviembre.

La céntrica Plaza Murillo se encuentra cercada por tanquetas del ejército, tal y como ocurría en épocas de las dictaduras militares, denunció en su cuenta de Twitter Evo Morales, quien se encuentra en México, donde recibió asilo político.

Tras lamentar la represión en Senkata, la presidenta del senado, Eva Copa, pidió a los militares replegarse a los cuarteles.

admin

Deja un comentario

Next Post

Gobierno de facto en Bolivia arrasa con gestión de Evo Morales

Mar Nov 19 , 2019
Al cumplirse hoy una semana de la autoproclamación como presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez y su nuevo gabinete han arrasado con la gestión gubernamental de más de una década de Evo Morales. En medio de las protestas sociales que condujeron al líder indígena a presentar la renuncia y asilarse en México, para evitar el derramamiento de sangre de la población que respalda sus métodos de Gobierno, la autoproclamada tomo una serie de medidas que echan por tierra varios de los pilares de la política del Movimiento Al Socialismo (MAS).
A %d blogueros les gusta esto: