Arrancan SEMARNAT, SECTEI y STyFE capacitación para la creación de huertos agroecológicos y jardines polinizadores

CDMX a 19 de agosto de 2020.- Con el objetivo de capacitar a los jóvenes en la agroecología, en el Parque Nacional de los Viveros, en Coyoacán, inició un proyecto para la creación de huertos y jardines de polinizadores, con el trabajo interinstitucional de la secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, además de las de Educación, Ciencia, Tecnología e Innovación y del Trabajo y Fomento al Empleo de la Ciudad de México.

Estas tres instituciones, dos locales y una federal, unieron esfuerzos para crear un proyecto que ofrece empleo temporal a jóvenes, a través de una instrucción que les ofrecerá un conocimiento sistematizado para que den vida a su propio huerto urbano, que puede ser utilizado para autoconsumo o de forma comunitaria para una eventual creación de una cooperativa.

Esta capacitación está dirigida inicialmente a 30 personas beneficiadas con el Programa Empleos Verdes (Compensación a la Ocupación Temporal) de la Secretaría del Trabajo y Fomento al Empleo (STyFE), convocatoria que ganó la Secretaría de Educación, Ciencia, Tecnología e Innovación (SECTEI).

En sinergia con los Centros Ciudadanos para la Sustentabilidad, de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales, se estructuró el proyecto en la línea de la seguridad alimentaria, uno de los tres ejes en los que se basan, junto con sustentabilidad energética y sustentabilidad hídrica.

De manera paralela, se llevará a cabo el proyecto Tratamiento de Aguas Residuales en la parte baja del Río Magdalena, afluente que a la altura de los Viveros recupera su cauce abierto. Está a cargo del doctor Sergio Trejo, (IPN- BIONUVIA A.C), quien obtuvo los fondos a través de la convocatoria 2019 de aseguramiento hídrico de la SECTEI. Con el proyecto, próximo a iniciar, se busca garantizar el abasto de aguas tratadas a las actividades agrícolas.

Huerto agroecológico y jardín de polinizadores Coral Rojas Serrano, ingeniera en agroecología por la Universidad Autónoma Chapingo, maestra y doctora en Estrategias para el Desarrollo Agrícola Regional por el Colegio de Posgraduados, con especialidad en género y sustentabilidad, es la responsable académica de la capacitación que recibirán los jóvenes durante tres meses.

La actividad pretende, por un lado, promover la ciencia entre la ciudadanía y, por otro, establecer un huerto agroecológico con el que se busca la meta de producir 50 kilogramos de alimentos semanales con técnicas agroecológicas. “Se busca que, con diálogo de saberes, investigación y acción participativa, los participantes fortalezcan y desarrollen capacidades para la producción de alimentos agroecológicos”, dijo Rojas Serrano.

Para esta producción se les enseñará: producción biointensiva de alimentos, bioinsumos (bioplagicidas basados en compuestos vegetales, extractos, etc, y otros que son inocuos y han sido aprobados por la agricultura y normatividad orgánica); así como en biofertilizantes, para una adecuada nutrición de las plantas a través del reciclamiento de materia con la utilización de residuos.

La dinámica para la producción (frutos, leguminosas, hortalizas y granos) es a través de un método intensivo, es decir, apenas se cosecha inmediatamente se siembra, y así sucesivamente; es lo que se hace en las chinampas, en las que todo el tiempo se está produciendo. “Se producirá alimentos diversos que van a proporcionar a una familia prácticamente todos los nutrientes que requiere”.

Para la primera cosecha tendrán que pasar entre 8-10 semanas porque el arranque es la parte de preparación que toma más tiempo.

Con respecto al jardín de polinizadores, que forma parte de otra y más amplia iniciativa también de conservación de la Semarnat, se creará uno muy diverso en plantas melíferas que produzcan polen para ser el refugio ideal de los polinizadores.

“Queremos generar conciencia en la población para contrarrestar las malas prácticas que han deteriorado las poblaciones de polinizadores, que han decrecido 30 por ciento en el mundo; se busca que la gente conozca esta gran problemática porque realmente estaríamos en un gran peligro en seguridad alimentaria si los polinizadores decaen en su número y también en su extinción”, explicó la doctora Coral Rojas.

El proyecto concluirá con la participación de estos jóvenes y sus productos en el tianguis agroecólogico chinampero, para que el público reconozca que este sistema (chinampas) pertenece a la ciudad y se fortalezca con la venta de alimentos sanos que generan bienestar a los que los producen con costos accesibles a la población.

En el tianguis, que la académica Rojas Serrano define como un espacio de diálogo y de saberes, será posible intercambiar semillas y alimento, y está contemplada la participación de investigadores que ofrecerán información para que el visitante amplíe sus conocimientos en el tema de la agroecología.

De acuerdo con la ingeniera, el proyecto es el arranque de una actividad que no solo continuará en la Ciudad de México, sino que se pretende replicar en otras ciudades del país.

“Tenemos que buscar los medios para hacerlo extensivo y que la gente encuentre una verdadera satisfacción y tener una producción tal que sea redituable y puedan comercializarla”.

La inauguración de la capacitación sobre huertos agroecológicos, que arrancó con la siembra de la semilla en almácigos en la sección de semilleros de los Viveros, estuvo a cargo de varios funcionarios.

Por parte de la Subsecretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación asistieron Yudy Tibaduiza, Sara Muñoz y Parsifal Islas; y en representación de la Semarnat, Ramón Mariaca, director general de Agroecología.

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: