Antojitos mexicanos importados

Antojitos mexicanos importados que son unos perfectos desconocidos en su países de origen

Gringas
En los años setenta, en la colonia Anzures vivían muchos extranjeros. A un negocio de tacos acudían dos amigas estadounidenses. Ellas amaban los tacos al pastor, pero no les gustaban las tortillas de maíz. Entonces pedían sus tacos en tortillas de harina y con queso. A los otros comensales se les antojaron sus tacos y empezaron a pedirlos “como las gringas”. Pronto, los mismos taqueros le llamaron así al platillo.


Enchiladas Suizas
Un chef coahuilense atendió a Maximiliano de Hasburgo. Cuando el Tercer Imperio terminó, él había aprendido las recetas europeas. Con el porfirismo abrió en la colonia Roma el Café Imperio, con un menú que fusionaba recetas austriacas con un toque mexicano. Entre los platillos, experimentó agregarle queso suizo, al gratín, a las ya conocidas enchiladas. Aunque el Café Imperio cerró, el platillo llegó al Jockey Club y de ahí al resto de los restaurantes mexicanos.
Tortas cubanas
Del origen de estas colosales tortas con milanesa, pierna, chorizo, jamón y todo tipo de quesos hay tres versiones: una es que en la calle de Cuba, en la Ciudad de México, vendían tortas «rellenas de todo» y empezaron a llamarlas » cubanas» por la calle donde se hacían. Otra dice que así retó Fidel Castro al cocinero de la tortería La Casa del Pavo. La tercera explica que la torta cubana nació en 1954 y que la creó Don Polo en su tortería de la colonia Del Valle. Aunque no explica el origen del nombre.
Pizza (y hamburguesas y tacos y espaguetis) a la hawaiana
La idea de la pizza con jamón y piña no es hawaiana ni mexicana, la inventó el griego-canadiense Sam Ponopoulos en Ontario y logró un gran éxito. Pero si en México ya saben cómo somos… A partir de las pizzas hemos vuelto “hawaianos” una gran cantidad de antojitos: hamburguesas hawaianas, tacos hawaianos, hotdogs hawaianos, tortas hawaianas, espagueti a la hawaiana… El secreto es que siempre lleva piña. Y los cocineros sofisticados agregan, incluso, cerezas.
Cacahuates japoneses
No, no son de Japón. Quien sí es de Japón es su creador, Yoshigei Nakatani, quien en 1945 llegó México, huyendo de la guerra. Él se inventó una fritura con harina y salsa de soya para los cacahuates. Los hizo populares cuando los vendía en un carrito en La Merced, hasta crear la marca Nipon.
¿Y quieren algo curioso? Recientemente se descubrió que en Japón venden los mismos cacahuates, pero allá los llaman mexicanos.
https://twitter.com/nosoyalemana/status/849057625417277440
El ingenio de los mexicanos llega hasta estas delicias, que aunque sea desde su nombre, quieren conversar con el resto del mundo. ¿Qué otro platillo mexicano con nombre cosmopolita conoces tú?

admin

Deja un comentario

Next Post

Poeta de lavabo, obra clown que reúne danza, artes plásticas, animación y música

Vie Nov 15 , 2019
La historia de Etolo, un caballero andante que siempre está en busca de pequeños milagros y cuyo destino es devolverle a la gente la fe en sus sueños, se presenta en el espectáculo Poeta de lavabo que ofrece la compañía de clown Triciclo Rojo en el Teatro de la Danza Guillermina Bravo del Centro Cultural del Bosque, los sábados 16, 23 y 30 de noviembre, y domingos 17, 24, y 1 de diciembre, a las 13:00 horas. 
A %d blogueros les gusta esto: